Datos personales

Mi foto
Ferrol, A Coruña
Simplemente yo, el que me conoce sabe como soy.

lunes, 31 de diciembre de 2012

"Adios 2012... Bienvenido 2013"

Un año finaliza y otro comienza. Sobre el que nos deja, hemos de hacer balance y al que llega, hemos de recibirlo con esperanza e ilusión, para poder terminar nuestros proyectos ya iniciados y marcarnos nuevas metas, a las cuales con ayuda de Dios llegaremos.  
En cada año que termina, hemos de agradecer todo lo bueno que hemos vivido, sin olvidar aquello no tan bueno, porque de toda experiencia, sea positiva o negativa, siempre sacaremos un pequeño aprendizaje. 
Así que por mi parte, yo agradezco...

Agradezco a quien con su forma de ser, me enseñó a crecer como persona y como mujer.
Agradezco a quien apareció en mi vida de manera imprevista  y siempre o casi siempre y oportunamente, supo escucharme y aconsejarme.
Agradezco a quien supo corregir mis errores con amabilidad y siempre desde el respeto.
Agradezco a quien me acompañó en mis momentos de desvelo.
Agradezco a quien me animó y motivó para luchar por algo que creí siempre imposible.
Agradezco a quien desde su lucha incansable, me exigió creer en mí y ser un poco más grande interiormente.
Agradezco a quien se hizo parte de mi necesidad diaria, a quien me hacía despertar cada mañana con una ilusión y motivo y a quien me hizo irme a dormir con el corazón contento y una sonrisa en el alma.

 Sin más... ¡¡Feliz Año 2013 a tod@s los que me acompañasteis de un modo u otro durante mi 2012!!
                                          Con cariño: Celeste.

viernes, 21 de diciembre de 2012

martes, 11 de diciembre de 2012

"SIENTO"


El trancurrir de mis días es lento... confuso... lleno de inquietudes, inseguridades, sentimientos y temores.
Mi alma se halla perdida en el recuerdo de su mirada, mientras la mía se ahoga en el mar de la memoria.
Siento que voy enloqueciendo pensando en aquellos (sus) labios que a besar me enseñaron...
Siento que mi corazón se desangra imaginando aquellos (sus) ojos que me educaron en el mirar del alma llegando a ver el corazón de áquel que un día amé... de áquel que hoy todavía amo.
Siento que mi alma grita desesperada intentando no perecer en el recuerdo de aquella (su) sonrisa que hacía que día a día naciese la mía.
El transcurrir de mis días es lento... confuso... lleno de inquietudes, inseguridades, sentimientos y temores.

                                                      Texto e imagen: Celeste Orjales

sábado, 24 de noviembre de 2012

"Miradas y gritos"


  El sol ya se ha marchado, el cielo ha oscurecido y la luna muestra su belleza plateada, presumida y coqueta se mira y requetemira en el espejo del mar, mientras algunas estrellas miran a las olas bailar.
 Y en la mirada a ese mar y a ese cielo, poco a poco me voy perdiendo en un mundo de sensaciones.
 De repente te descubro allá en el oscuro horizonte y entonces le grito al viento... y ese grito surca la inmensidad del mar que nos separa y al llegar a ti, te pedirá que me ayudes a navegar en la tempestad de la distancia, que me regales esperanzas y tiempos de espera...
 Ese grito en el silencio que acompaña al crepúsculo te dirá que extiendas tus brazos, que yo extenderé los míos, para que así nuestras almas y cuerpos mutuamente se reciban y experimentemos la calidez de un fuerte abrazo cargado de ternura, música y letras de poesía, en medio del recuerdo de un beso en el puerto
                         
                     





Texto e imagen; Celeste Orjales
                 


miércoles, 21 de noviembre de 2012

"Deseos"


  Desearía convertirme en silencio, silencio que rompe el viento, viento que acaricia suavemente tu pelo.
 Desearía convertirme en llama, llama de un fuego que no se apaga, llama que dé luz a tu interior e ilumine el encuentro de nuestras miradas.
 Desearía volverme canción, canción  que alegre tu corazón o rasgue tu alma.
 Desearía volverme lluvia, lluvia de invierno que al caer no quiera mojar tu piel.
 Desearía volverme pluma, pluma que desliza su tinta sobre el papel para convertirla en letras, letras que se enlazan para hablar de amor, de anhelos y de ilusión.
 Desearía volverme almohada, para conocer tus sueños y ser testigo de tus secretos.
 Desearía convertirme en lienzo, para que con tu pincel, inventarás en mí un millar de colores nuevos.
 Desearía volverme playa, para que sobre la arena mojada, pudiese sentir la firmeza de tus pisadas.
 Desearía convertirme en guitarra, para que tus dedos se deslizasen sobre mis cuerdas buscando notas, notas que llenen tu noche cuando esté fría y lluviosa.
 Desearía volverme sol, sol que no queme tu piel y la mime hasta el atardecer.
 Desearía convertirme por un momento en Dios y así poder entrar en tu corazón.

                                       Celeste Orjales.


domingo, 18 de noviembre de 2012

"Tristeza de amor"



  Sentí miedo y desolación... sentí frío y dolor... y no tardó en visitarme la desilusión cuando descubrí que tu voz y la mía ya nada se decían,  sólo palabras vanas y de sentimiento vacías tu voz me regalaba.
 Comprendí que mis ojos en los tuyos mirarse ya no sabían y que el abrazo de nuestras almas poco a poco se moría.
 Tu corazón alocado, inquieto y desordenado; frente al mío, tímido, algo inocente tal vez y aún enamorado, veían pasar el tiempo de una manera fugaz mientrás escuchaban sus latidos cada vez más débiles y distanciados.
 Bajo un mismo cielo tu mano y la mía una mañana se conocieron, mas bajo techos diferentes se dijeron adios una noche para siempre.
 Mi corazón de muerte herido y esposado a los barrotes del amor, miraba marcharse al tuyo que de vida se llenaba y liberado se sentía cuanto más distante estaba.
 Mi voz no se resistía a quedarse sin tu voz e insistente te llamaba, mas tu voz no respondía y cada noche que pasaba se hallaba más apagada.
 Dejaste de pintar sonrisas en mi cara... brillos en mi mirada...y te llevaste los sueños que mi corazón albergaba.
 El espejo me hablaba de ti cada mañana y me mostraba tu imagen borrosa y desenfocada, entoces yo recordaba que ya en mis días no estarías, los buenos días no me dirías y besos no me darías, sólo ausencia y recuerdos sería lo que en mis días habría.
 Adios dulce amor... adios parte de mi corazón...
Adios rosa y espina que ayer cubrió mi pecho de dulzura y pasión y hoy lo baña con sangre y dolor.

                                     Celeste Orjales.



lunes, 29 de octubre de 2012

"Sentimientos a media noche"



  ...Y moja su almohada con lágrimas engendradas en el grito del silencio a media noche.
Lágrimas de mujer que se siente herida comparándose a una margarita deshojada, pues una mañana la ligas a tu vida y en la noche, de ella la arrojas sin decirle nada.

 ...Y cierra sus ojos y sueña aún despierta que le hablas... que tus brazos abrigan su cuerpo... que sus labios con tus besos bañas...
Y moja sus sueños esperando tu regreso, pues se niega a conformarse simplemente con el recuerdo de dulces y bellos momentos.

 ...Y pasa el tiempo y hasta las agujas del reloj y un calendario olvidado en un cajón repleto de fotos humedecidas por el dolor y cartas de amor, parecen burlarse de ella sin ninguna compasión.

 ...Y llora en silencio a media noche la ausencia de tu voz, que sigilosa vaga por sus oídos entre sus fantasías y la realidad de un mundo en el que ya no quiere vivir más.

          Celeste Orjales.



jueves, 11 de octubre de 2012

"Recordando mis huellas"



  Hoy, el hablar del viento y del mar me ha hecho soñar...
  Soñé que de nuevo yo caminaba sobre esas huellas... mis huellas. Huellas que una mañana dejé grabadas sobre la arena de tu playa. Estelas de niña enamorada e ilusionada... niña que a tu lado aprendió a ser mujer... mujer que a tu lado aprendió a crecer y de nuevo comenzó a creer...
  Soñé que sobre esas estelas, tú junto a mí caminabas y ya no eran sólo mis huellas las que la arena dibujaban, eran tus huellas junto a las mías las que en la arena se plasmaban.
  Soñé que otra vez juntos, tú y yo, caminábamos cogidos de la mano... Que con el mar de testigo un beso nos regalábamos...
  Pero... ha comenzado a llover y al sentir el frío de la lluvia sobre mis labios callados, de ese mi sueño he despertado y he visto de nuevo que a mi lado ya no estabas... que esas huellas el tiempo había borrado... que ya sólo estaba tu recuerdo acompañado de un beso que por el viento yo te he mandado.



Texto: Celeste Orjales.


viernes, 28 de septiembre de 2012

"VIDA"

  Cuando Dios toma la decisión de que tienes que nacer, ya no hay marcha atrás posible, El ha decidido que tu vida comienzo dé.
  Frente a ti se abre un camino que has de comenzar a andar y al final de él una luz se encenderá, aunque al principio creas que apagada siempre está.
  Tras de ti, ese camino que vas recorriendo se volverá oscuridad; así que no mires nunca atrás porque nada verás ya, hacia delante tu destino y tu futuro están.
  
  Destino y futuro de todos desconocidos; que ni tú... ni yo... ni nadie, podremos adivinar. Futuro que no entraña futuro... destino que no entraña destino... puesto que en realidad nunca nada en tu vida escrito está y únicamente el tiempo vivido es quien escribe una verdad.

  Cuando tu alma y tu corazón se sientan heridos, tú debes seguir recorriendo tu camino. Si ésos se sienten de algo o alguien prisioneros y te sientes invadido por el miedo, busca que o quien pueda ayudarte a escaparte y no dejes que sea el miedo quien en el camino te acompañe, pues te amargará recordándote a cada instante que en cualquier momento el trayecto puede desviarse o incluso acabarse. Recorre tu camino sin miedo, ya ves que no es buen compañero ni tampoco buen consejero.

  Al final, en esta vida, aprenderás que caminar es vivir y si dejas al miedo opinar y junto a él decides seguir, la oscuridad y la nada entre su manto te envolverán y tu vida más corta, triste y vacía será.

  Y ya sólo escribo un apunte más; si en el camino de la vida tu paso firme va, tu huella más profunda quedará en tu propia vida y también en la de los demás.



Texto y fotografía: Celeste Orjales



miércoles, 19 de septiembre de 2012

"Hechizo"

Aquella lejana noche, cuando el verano comenzaba a dormirse sobre las ramas de los árboles, llegaste y hechizaste mi corazón.
Sin pretenderlo, te hiciste dueño de mi alma... de mis sueños... de mis ilusiones... de mis días... de mis noches...
Con tu clara mirada, tu linda sonrisa y tus dulces palabras... me conquistaste, robaste mis secretos y poco después, entre rubores, confesé que te amaba.
Ahora, a cada segundo te pienso... sueño con arrojarme en tus brazos y con sentir el calor de tus labios...
Sueño con que una noche, cuando de nuevo el verano comience a dormirse sobre las ramas de los árboles, sea yo quien hechice tu corazón y me confieses tu amor... y así, vivir eternamente enamorados los dos.
Texto e imagen: Celeste Orjales.




martes, 28 de agosto de 2012

"Algo Especial"

  Hoy te mando algo especial...

  Hoy te mando mi sonrisa, para que cuando las lágrimas acaricien tus mejillas; sea ella, mi sonrisa, quien disipe tu tristeza e ilumine tu día.
  Hoy te mando mis sueños, para que el día que en tu mente haya un gran vacío; sean las calles de mi ciudad o las playas por donde tanto paseo, las que llenen tu pensamiento.
  Hoy te mando mis manos, para que cuando tus pies y tus piernas se hallen cansados; sean ellas, mis manos, las que te den fuerza para seguir caminando.
  Hoy te mando mis lágrimas y mis momentos de soledad, para que les des cobijo en el calor de tu corazón.
  Hoy te mando un gran abrazo, para que cuando los vaches de la vida dificulten tu camino; sea él, mi abrazo, quien te ayude a continuar.
  Hoy te mando mi cariño, para que cuando te sientas solo pienses en verdes paisajes y azules mares y entonces al pensar en ello recuerdes que siempre mi pensamiento te lleva consigo.
  Hoy te mando algo especial... lo más bello que se puede pronunciar... lo más bonito que se puede escuchar... porque aunque a veces decirlo resulte difícil, una vez que ha nacido hay que dejarlo vivir...

  Hoy te mando algo especial, hoy te mando un ...
                                      

Texto y fotografía: Celeste Orjales.



sábado, 28 de julio de 2012

"UN FIEL AMIGO"

   Hoy, viendo a un hombre con su perro; recordé lo que una vez siendo aún niña, le escuché decir a un hombre ya mayor con el que yo a menudo charlaba, o mejor dicho, al que yo a menudo escuchaba, cuando en mis paseos en bicicleta en las mañanas soleadas de los veranos en la aldea, lo encontraba tomando el sol a la puerta de un bar, con la inseparable compañía de su mejor amigo, su perro. Este buen hombre, del que ya no recuerdo el nombre ni tampoco su cara, decía que el mundo sería distinto, que cambiaría todo a mejor si el hombre aprendiese del perro,  si algún día el hombre llegase a sentir y a actuar como lo hace el perro.
  Cuando tú seas feliz... cuando puedas disfrutar de la vida y de sus buenos momentos... cuando te vayas de fiesta... entonces estarán los amigos y no te cuento ya si hablamos de si hay dinero por medio, entonces te saldrán amigos hasta de debajo de las piedras y tendrás más amigos que la suma de los dedos de tus pies y manos.
  Pero... en cambio; cuando en tu vida se presenten los problemas, cuando hagan su aparición en escena, el dolor... el sufrimiento... la angustia... entonces también aparecerá de manera estelar la soledad. Sí, la soledad, porque los "amigos" o mejor dicho aquellos que se colgaban la etiqueta de amigos, desaparecerán como si se los llevase el viento y quizás sólo te quede tu perro, si es que tienes la gran suerte de tenerlo.
  El vivirá contigo los momentos de dicha, pero también los momentos de sufrimiento, porque el perro nunca actúa movido por intereses,  nunca actúa movido por el afán del dinero, ni tampoco por la vanidad. El perro siempre actúa porque sí, porque así es su naturaleza, te da sin esperar recibir, únicamente puede esperar y siempre agradecerá, tu caricia... tu mirada...
  El perro es simplemente amigo, amigo sin condición, amigo porque sí, el perro es simplemente amigo de verdad.
 Cuando yo escuchaba las palabras de aquel sabio hombre, no llegaba a entenderlas ni a reflexionar sobre ellas debido a mi corta edad, pero hoy, cuando ya son unos cuantos años los que cubren mi osamenta y son algunas las experiencias vividas y aprendidas, no sólo comprendo aquellas palabras sino que también las comparto.
                             Celeste Orjales.

martes, 24 de julio de 2012

"VIVE"

  En tu vida...al pasado no te aferres,
porque el pasado... el pasado nunca vuelve.
  ¡Vive el día a día...
disfruta de tu presente!


  En tu vida... un futuro nunca sueñes,
no planifiques... no te hagas ilusiones...
porque quizá esos días...
esos días nunca lleguen.
  ¡Vive el día a día...
disfruta de tu presente!


  En tu vida... no dejes que se te escape
ni tan siquiera un instante,
porque si ese instante pierdes,
quizá ya nunca regrese.
  ¡Vive el día a día...
disfruta de tu presente!
                             Celeste Orjales.

lunes, 23 de julio de 2012

"CAE LA TARDE"

  Lentamente va cayendo la tarde y el cielo se pinta de un color hermoso...


  Lentamente va cayendo la tarde... El viento sopla suave, tímidamente va jugando con su cabello mientras éste ondea y con facilidad se enreda.
  Lentamente va cayendo la tarde... Entre leves suspiros, su mente trata de entender cómo fue que la naturaleza de la vida y áquel que en su senda se cruzó la hicieron crecer como persona y como mujer.


  Lentamente va cayendo la tarde y en un rincón   de su mente se refugian sus miedos... sus tristezas... sus dudas... sus recuerdos... mientras su corazón y su alma dolientes y enmudecidos quisieran llegar a comprender la ausencia... el temor... la mentira... el dolor... el egoísmo... y por qué no decirlo... el amor.


  Lentamente va cayendo la tarde... Frente al mar la ve marcharse y entonces siente que la brisa le susurra al oído... Quédate en silencio, no hables... cierra los ojos y deja despertar tus sueños... abrazate firme al presente, se fuerte...


  Lentamente va cayendo la tarde y la noche entrando está, la luna le hace la cama al sol que por hoy ya no puede brillar más, necesita descansar.


  Lentamente va cayendo la tarde... Las olas y el viento musitan su nombre que espacio tiene en un rincón de su memoria junto a los recuerdos de un ayer que ya no volverá y en el iris de sus ojos, su imagen guarda aunque él ya no esté presente y aunque todo haya cambiado ya, en su pensamiento lo ha de llevar y en cada amanecer... en cada atardecer... lo recordará y nunca podrá olvidar el momento en que lo comenzó a amar.
                                              Celeste Orjales.




  

domingo, 22 de julio de 2012

"SORBOS AL AMANECER"

  Amanecí con el sol... hoy me he levantado temprano, demasiado temprano y aunque no amaneciste conmigo... yo te he sentido a mi lado, pues recordé amaneceres pasados.
 Siento apetito y el desayuno voy preparando... ya se percibe el olor del café y del pan recién tostado y entre esos tibios aromas de cocina mañanera envuelta por los primeros y todavía débiles rayos de sol, endulzo con recuerdos los sorbos que lentamente voy dando, sorbos de sentimientos que hoy en mí están alborotados y desbordados.
                                                                      Celeste Orjales.


sábado, 21 de julio de 2012

"NUDOS"

  Te até a mis sueños porque eran verdaderos... me até a tus palabras creyendo que no eran falsas... me até a tus ilusiones pero fueron vanas... te até a mi vida porque tu vida la mía llenaba...
                                                             Celeste Orjales.
                                                                                                                         

sábado, 14 de julio de 2012

"TU"



                                             Qué cara más linda tienes
                              adornada con lindos ojos
                              ojos verdes... ojos claros...
                              y bajo esa linda mirada
                              mirada limpia e inocente
                              se dibuja una sonrisa 
                              que tu rostro ilumina.

                              Nariz pequeña y traviesa
                              sobre ella unas simpáticas pecas.
                              Tu pelo alborotado
                              con el peine parece estar enfadado.

                              Y me quedo sin palabras
                              para hablar de tu corazón
                              corazón tierno y cariñoso
                              y cada día más generoso...
                                                                   Celeste Orjales.
   

                              

viernes, 13 de julio de 2012

"Con la lluvia te sueño"

   Hoy el día está triste... el sol no ha querido brillar... llueve...
   Tumbada sobre mi cama miro a través de la ventana mientras escucho una dulce y delicada música. Veo caer gotas de lluvia que golpean con furia sobre el cristal.
   Mi mirada se pierde entre la lluvia, la soledad y la inmensidad de la nada. Mi imaginación despierta y... subo montañas, cruzo valles... atravieso praderas y navego mares... y en un momento me encuentro parada frente al mar.
   Abro mis brazos... los extiendo.... y comienzo a volar. Aterrizo en tierras lejanas y desconocidas para mí. Estoy sola... asustada... perdida... y te busco con la mirada intranquila.
   Mi corazón late con ansias por encontrarte. Mi corazón se llena de angustia, lo invade la ansiedad porque no estás... porque no te logro encontrar.
   Aparecen a mi alrededor cientos de personas que me observan al pasar, les pregunto por ti y ninguna de ellas sabe decirme dónde tú estás.
   Finalmente te encuentro, sentado sobre una roca estás, observando la infinidad del mar... Me voy acercando, camino hacia ti mientras una ligera brisa acaricia mi cabello y tu camisa se mueve al compás que marca el  suave viento... A ti ya estoy llegando y pronuncio tu nombre, me miras... y de repente... escucho un estruendo muy fuerte y vuelvo a mi realidad...
   Un trueno me ha despertado y me ha sacado de mi sueño.
   Abro la ventana y miro al cielo... quiero emprender mi vuelo y a tu lado estar... quiero que este sueño se convierta en realidad.


                                                                         Celeste Orjales.


                                                                                                                         
                                                                                      

lunes, 2 de julio de 2012

"Un descanso"

 Siento que ha llegado el momento del descanso...
Guardaré en un cajón junto a un trozo de mi corazón, la tinta, el papel y las lágrimas que más de una vez  lo han mojado... esas mismas lágrimas que cada amanecer me recuerdan que estoy viva mientras resbalan por mis mejillas... esas mismas lágrimas que me susurran que he de seguir adelante cual errante peregrina por el camino de la vida .


                       Celeste Orjales.
                                                                   
                                                                              

sábado, 30 de junio de 2012

"Siete letras"

 Siete letras... sólo siete letras las que forman la palabra que nos une y representa.
 Siete letras... sólo siete letras las que forman la palabra que ojalá nunca desaparezca.
 Siete letras... sólo siete letras para escribir la palabra con la que en ocasiones se cubren sentimientos.
 Siete letras... sólo siete letras y siempre mayúsculas para escribir la palabra AMISTAD.
 Siete letras... sólo siete letras que llevan dentro tantas cosas para el recuerdo...


 Llevan Afecto... inmenso el que por ti siento.
 Llevan Mimo... el que nos dimos en cada palabra, en cada gesto y consejo.
 Llevan Indulgencia... la que nos otorgamos cuando sin querer nos herimos con palabras que hacen daño.
 Llevan Sueños... aquellos que se cumplieron cuando en voz alta los soñamos y los que ya no se cumpliran pues muerte les hubo que dar.
 Llevan Ternura... la que en momentos del ayer de nuestros ojos se desbordó.
 Llevan Amor... el que Dios nos regaló cuando en el camino nos cruzó.
 Llevan Distancia... ésa que nos separa cubierta por el velo del cariño que el mar con su espuma pinta.
                                                                   Celeste Orjales.



viernes, 29 de junio de 2012

"DEJAME SER..."

 Déjame ser...


 Déjame ser un suave suspiro en tu piel...
 Déjame ser una lenta y tímida caricia en tu pecho...


 Déjame ser...


 Déjame ser el bocado tierno en tu boca...
 Déjame ser el perfume fresco de la mañana en tu alcoba...


 Déjame ser...


 Déjame ser tu pensamiento... tu amor... tu esperanza...
 Déjame ser tu valor y hasta tu miedo...


 Déjame ser...


 Déjame ser tu mar... tu cielo... tu estrella...
 Déjame ser tu horizonte y tu huella...

 Déjame ser...


 Déjame ser el  primer café de tu mañana...
 Déjame ser de tu noche la última mirada...


 Algún día... déjame ser...
          
                                                     Celeste Orjales.


                                                                                                                        
                                                                                    



jueves, 28 de junio de 2012

"Mi realidad"

  Mi realidad significaba pureza en el alma, adornada por ilusiones y por la distancia... Con cada palabra me endulzabas la vida y recuperaba con ella la sonrisa.
  Mi realidad significaba emociones en el silencio... Con cada palabra me hacías sentir cual niña mimada acunada en el tierno regazo de tu alma.
  Mi realidad significaba poder volver a soñar... Con cada espera por vernos sentía que los días no terminaban y las noches se hacían eternas.
  Mi realidad significaba recobrar el brillo en mi mirada... Con cada mirada me hacías sentir que de mi espalda brotaban alas y podía volar en la noche hasta tu ventana.
  Mi realidad significaba algo mágico, algo especial, algo distinto... Con cada palabra me transportabas a un mundo nuevo donde sólo existía la felicidad.
  Así era mi realidad...


                                                                                                                           
                                                                                                                         

                                                                                                                                                                                                
                                                                                                   

viernes, 22 de junio de 2012

"Amor perdido, amor en el olvido"

 Un mar de lágrimas recorre mis mejillas mientras el recuerdo de su mirada es el consuelo de mi alma.

Mis sueños se han perdido en medio del camino y sus palabras ya no invaden mis sentidos.


 Sus besos y caricias tenían que ser olvidados, pero de nuevo regresó a mi lado, concediéndole a mi vida un nuevo sentido.


Y ahora nuevamente tengo que aceptar que ya todo está perdido... que jugué, arriesgué y perdí... otra con mejores cartas jugó mejor que yo y venció.


Mas no sabe, ni siquiera se imagina... como duele que tras sentirle de nuevo a mi lado, ni siquiera tuve tiempo de gritarle al viento, al silencio y al olvido, que nunca lo había tenido.
                                              Celeste Orjales.




viernes, 8 de junio de 2012

"AMIGO DEL ALMA"



Amigo del alma...
cubierta de ansia
te espero en la noche
para hablar con calma.


Amigo del alma...
con sabias palabras
sin prisa y sin pausa
llenaste mis noches
de risas constantes
y bellas canciones.


Amigo del alma... 
desde que llegaste 
yo sueño ilusiones.


Amigo del alma...
ahora no nos vemos
no decimos nada
no hay bellas canciones
ni sabias palabras
amigo del alma.


Amigo del alma...
estás en mi mente
en las noches calladas
y grito tu nombre
mas tú no respondes...


 Celeste Orjales.


                                                                                                                                 

martes, 5 de junio de 2012

"Decisión"

  Un buen día tuve que tomar una decisión y mi decisión fuiste tú...
  Decidí darme la oportunidad de quererte y fue fácil hacerlo. Decidí que fueses tú quien dibujara una sonrisa en mi rostro cada mañana, sonrisa que sería indeleble durante todo el día y al llegar la noche la colorearías con tus palabras... con tus gestos... con tus miradas... Decidí que fuese tu boca la que calmase mi sed y tus ojos los que iluminaran mi alma en cada amanecer. Decidí que fuesen tus manos las que acariciasen mi piel y que tus dedos fuesen los que enredaran mi pelo cada atardecer. Decidí que fueses tú quien descubriera mi cuerpo desnudo y fuese tu piel la que cubriese mi piel. Decidí que las lágrimas bañasen mi rostro, no borrar los recuerdos y revivirlos a cada momento.


 Y ahora que el tiempo ha pasado, mantengo mi decisión y de ella no me arrepiento y sigo decidiendo que te quiero seguir queriendo...  
 Decido que no quiero ya tener más miedos... Decido que quiero y necesito hablar y ya nunca más callar. Decido que quiero arriesgar de nuevo, porque quien no arriesga, nunca cruza el mar...
                                             Celeste Orjales.

lunes, 28 de mayo de 2012

"Me dejas volar"

  Hoy creo que debo extender mis alas y volar en línea recta y sin mirar atrás... Debo volar en otra dirección... cambiar mi rumbo... borrar mis ansias... mis anhelos... mis esperanzas... 


 Hoy creo que quieres que nos digamos adiós, no es mi deseo hacerlo pero si así lo quieres, lo haré, aunque todavía te quiero... y al hacerlo, siento en mi interior un profundo e intenso dolor... Mientras tú, me dejas volar sin ni siquiera alzar un dedo para intentar rozar una de mis alas y retenerme a tu lado, lugar donde por siempre yo quisiera estar sintiendo tu cercanía... tu calidez... tus susurros... tu respirar...
 Me dejas volar, cubierta de heridas.... heridas sufridas cuando llevando mi corazón por bandera, decidí luchar en vano contra dos grandes e invencibles enemigos, la distancia y el olvido.


 Qué no haría yo por ti...
 Volaría libre como un pájaro, resurgiría como el ave fénix de sus cenizas y con mis brazos extendidos, caería rendida ante ti. Olvidaría mi pasado y mi presente y te seguiría allá donde fuera que fueses. Sería capaz de hacer todo lo que puedo y lo que no puedo también, porque a tu lado siempre supe que todo lo conseguiría. 


 Ansío perderme y quedarme en ti... Deseo refugiarme en ti, entre el calor de tus brazos... en el cobijo de tu pecho... y olvidar la fría, triste, odiada y maldita lejanía... Ansío tantas cosas y todas de ti... mas tú, viendo como extiendo mis alas cada noche un poco más, hoy me has dejado volar.                                                           
                                                 
                                                        

Texto: Celeste Orjales.
Imagen: Montaje realizado por Rosana Gómez. (Gracias por compartir)
    

domingo, 20 de mayo de 2012

"Siéntate a mi lado"

Ven... acércate... siéntate a mi lado.


Ven...  siéntate aquí, donde escribo mis letras, donde se dibujan mis ideas, donde nacen mis poemas.
Ven...  siéntate aquí, donde solamente me acompañan la soledad, el mar, el canto de los pájaros, el verde del campo y a veces el viento enfadado...

Ven... acompáñame en mi silencio y en mi momento callado de paz y sosiego... siéntate a mi lado.

Ven, siéntate aquí, descubre el lugar donde el otoño pasé bajo el único abrigo de tu recuerdo.
Ven... siéntate aquí, descubre el lugar donde el invierno viví con una única caricia, la que la lluvia me ofrecía.
Ven... siéntate aquí, descubre el lugar donde la primavera me baña con su olor, con su color, con su sueño y su ilusión.
Ven, siéntate aquí, descubre conmigo un verano que está por venir.

Ven... llena mi espacio... siéntate a mi lado.

Ven... siéntate aquí, donde escribo letras que se engendran en el recuerdo de una pareja de jóvenes enamorados cogidos de la mano.
Ven... siéntate aquí, donde descanso imaginado que es en ti en quien descanso.

Ven... acércate... siéntate a mi lado.
                                                     Celeste Orjales.
                                                           




sábado, 19 de mayo de 2012

"Dónde vas"

¿Hacia dónde vas corazón herido?
Hacia donde Dios me lleve...
¿Hacia dónde vas alma herida?
Hacia donde el viento me lleve, pues soy flor que a su compás se mueve...
¿Hacia dónde vas corazón partido?
Hacia donde el destino me lleve...
¿Hacia dónde vas alma partida?
Hacia donde el viento me lleve, pues soy juguete entre sus manos y veleta que a su antojo se mueve... 
                               Celeste Orjales.

domingo, 13 de mayo de 2012

"Evocación"

Uno de los mejores momentos del día, es aquel en el que estoy sola con la única compañía del mar y mi pensamiento, el cual detiene las huellas de recuerdos ya lejanos...

sábado, 28 de abril de 2012

"Tú, mi terminal"

 ... Ilusionada llegué a la terminal de tus brazos, pero de nuevo tuve que embarcar... Entre mis manos llevaba un billete de regreso y otro de esperanza, el de regreso lo utilicé para volver a la soledad muy a  mi pesar y el de esperanza en mi maleta lo guardé y de allí nunca lo saqué.


 Pero hoy... he abierto esa maleta que tantos recuerdos guarda y ese billete ya no estaba, el paso del tiempo y el silencio se lo han llevado con ellos.


 Y ahora... solitaria y triste está mi alma, abrazada a tu silencio y zozobrando en el mar de la pena que se cubre con tu ausencia.
                                 Celeste Orjales.



viernes, 27 de abril de 2012

"Palabras insuficientes"

 Las palabras nunca serán suficientes para poder describir lo que siento cuando te recuerdo abrazándome... besándome... haciéndome feliz... mientras yo me voy perdiendo en tu mirada, reflejo de un mar de verdes y profundas aguas.
 No habrá palabras suficientes para describir lo que siento cuando estás cerca de mí... cuando estoy cerca de ti...


 Las palabras nunca serán suficientes para describir lo que siento cuando escucho tu voz...
 No habrá palabras suficientes para describir lo que siento cuando tengo miedo y entonces necesito gritarte muy fuerte que cojas mi mano, que no la sueltes, que de mí nunca te alejes...


 Las palabras nunca serán suficientes para describir lo que siento cuando te veo y entonces deseo decirte tantas cosas... pero de repente y sin poder evitarlo, mis labios enmudecen y no logro pronunciar esas palabras que tanto anhelo y preciso decirte.
 No habrá palabras suficientes para describir lo que siento cuando te extraño... cuando te espero... cuando te busco y no te encuentro...


 Las palabras nunca serán suficientes para describir lo mucho que te necesito y a veces sin quererlo pienso que no soy yo a quien tú quieres... a quien tú necesitas... a quien tú esperas... a quien tú mereces...  y entonces mi corazón comienza a latir sin fuerzas, mis ojos se ahogan en un mar cristalino de saladas aguas y siento que lo único que puedo hacer es cubrir mis sentimientos con cuatro palabras... cuatro únicas palabras, palabras que sólo tú y yo conocemos...
                                           Celeste Orjales.





miércoles, 25 de abril de 2012

Hay noches en las que en el agua del vaso de mi mesilla, navega un barco en el que viajan los sueños y otras en las que naufraga, ahogándose todos y cada uno de ellos.   (Celeste O.)

jueves, 19 de abril de 2012

martes, 17 de abril de 2012

"TIEMPO"

 ¿Si pudieses parar el tiempo, en qué momento lo harías y con quién lo vivirías?.
 Cuántas veces habremos dejado de hacer algo por esa dichosa falta de tiempo y habremos dicho aquello de "ya haré esto o esto otro después o mañana... más tarde o cuando tenga tiempo...". En cuántas ocasiones habremos dicho eso tan típico de "dame un minuto o espera un momento".
 Pues si lo pensamos bien, entenderemos que estamos cometiendo un error, ya que el tiempo es sólo eso, tiempo... y éste no se detiene, no espera, ni regresa una vez que ya pasó. Por ello, nunca dejes para mañana lo que puedas hacer hoy, porque quizás ese después, ese mañana o ese más tarde nunca lleguen y tal vez ese minuto de espera que pides, sea el último disponible en tu vida para regalar una sonrisa, una mirada, una caricia... para pedir perdón... para dar las gracias... para decir te echo de menos, te necesito o un simple pero a veces necesario ¡te quiero!.
 Y es que, aunque no lo creamos ni nunca nos detengamos a pensarlo, el tiempo se nos acaba y no lo hace cuando nosotros queremos, sino cuando Dios así lo quiere, ya que El siempre tiene planes para cada uno de nosotros y sino, demos tiempo al tiempo y nos daremos cuenta de ello, aunque quizás para entonces ya sea tarde.
                                Celeste Orjales.