Datos personales

Mi foto
Ferrol, A Coruña
Simplemente yo, el que me conoce sabe como soy.

viernes, 23 de marzo de 2012

"Ven a mí"

 Ven a mí... ven a mí y obséquiame con una mirada, con una sonrisa... Regálame un te quiero, un suspiro y entrégame un trocito de tu tiempo...
 Ven a mí... ven a mí y une tu mano con la mía entrelazando nuestros dedos... Funde tus labios con los míos y con un beso hazme soñar de nuevo...
 Ven a mí... ven a mí y dame tus caricias y tus sueños... Déjame demostrarte lo mucho que te quiero...
 Ven a mí... ven a mí y pintemos juntos un manantial de besos, caricias y sueños... Déjame estar a tu lado aunque sólo sea un momento...
 Ven a mí... 
                                  Celeste Orjales.


miércoles, 21 de marzo de 2012

sábado, 17 de marzo de 2012

"Es..."


¿Mi cielo...?, mi cielo es tu mirada y tu mirada es mi sueño...
¿Mi sueño...?, mi sueño es tu sonrisa y tu sonrisa es mi vida...
¿Mi vida...?, mi vida es tu beso y tu beso es mi mundo...
¿Mi mundo...?, mi mundo es tu felicidad y tu felicidad es mi objetivo...
¿Mi objetivo...?, mi objetivo es tu camino y tu camino es mi ilusión...
¿Mi ilusión...? mi ilusión eres Tú.
                                             Celeste Orjales.

viernes, 9 de marzo de 2012

"A ti..."

  A ti... que tantos y tantos momentos de total plenitud me has dado, momentos que nunca podré olvidar.
  A ti... que me llenabas los días con dulces sonrisas y tiernas miradas. A ti... que cada mañana me regalabas un buenos días acompañado de un beso sincero.


   Alguna vez cuando era difícil separarte de mamá y papá y la tristeza se reflejaba en tu carita redondita, me dejabas que tomara tu mano, acariciase tu pelo o en mis brazos te cogiese y entonces... en aquel mismo instante, la tristeza comenzaba a tornarse alegría y ya no te acordabas de que papá y mamá no estaban.


  A ti... que te despedías en la tarde con un dulce hasta mañana y cuando yo te preguntaba "¿no tienes nada que darme?", respondías graciosamente "un beso y un abrazo por lo menos" y te colgabas fuertemente de mi cuello.


  Tú junto a mí y yo junto a ti, vivimos aventuras increíbles... Viajamos hasta Laponia montados en un trineo, yo me convertía en Rudolph y tú eras un pequeño duendecillo, te reías, me reía... Nos bañábamos en la playa, ¡qué linda playa imaginaria!...  Viajábamos en "el tren de la risa y de la fantasía"... Nos convertíamos en mariposas, en elefantes, en gigantes y enanitos, qué bien nos lo pasábamos... Nos disfrazábamos de hadas y magos, de príncipes y princesas...


  Yo junto a ti y tú junto a mí nos ibamos de excursión y disfrutaba yo más de lo que lo hacías tú, porque disfrutaba por los dos, por ti y por mí... disfrutaba viéndote feliz, viéndote reír...


  A ti... que tantas veces me hiciste llenar de orgullo y satisfacción por los triunfos que lográbamos juntos... A ti... porque a mi lado aprendiste las letras... los números...los colores... lindas canciones y los primeros valores... 


  A ti... que juntos vivimos momentos de enfado, enfado que poco duraba, porque tú con tus preguntas hacías que se me olvidara y me robabas una sonrisa  que a veces ante tu observadora mirada ocultaba...
  A ti... que en ocasiones hacías que me emocionara... cuando me regalabas flores, cuando a la vuelta del fin de semana un dibujo me traías al aula y me decías que te habías acordado de mí, eso me hacía sentir especial, eso hacía que me sintiese más cerca de ti...


  A ti... te doy las gracias por haberme permitido formar parte de tu todavía cortita e inocente vida y por haberme permitido estar junto a ti.
  A ti... te doy las gracias por haberme permitido ser tu amiga, tu confidente, tu "profe" y a veces un poco mamá.        A ti... te doy las gracias por tu cariño sincero y por la confianza de mamá, papá y los abuelos.


  Gracias por aceptarme en los momentos de risa y en los momentos de llanto. Gracias por tus risas alborotadoras... tus miradas enternecedoras... por tus juegos... tus momentos de atención... por tus gestos... y sobre todo, gracias por dejarme aprender junto a ti.



Tulipanes de Paula...
                         el árbol de Navidad de Julia...
                                                 la ciudad de Laura...

                                los tres Reyes Magos de Nuno...

                                          la primavera según Julia...
                     un bosque según Beatriz...

                                       y esta soy yo según Mara.



 Y la música que más nos gustaba para la hora de descansar y relajarnos. 


Texto y fotografías: Celeste Orjales.                       

domingo, 4 de marzo de 2012

"El momento"

 Aún entre sus semejantes, ella se sentía sola y diferente, pero a pesar de ello, disfrutaba de aquello que la vida le brindaba.
 La luz y el calor del sol acariciando sus pétalos... el canto de los pájaros... el aroma de la hierba fresca... el rocío de la mañana... el baño en la noche de la luz plateada...
 Y todo ello lo disfrutaba sin pensar en el mañana, cuando quizás, la mano inocente de un niño sonriente, su vida segara.
                                                                       Celeste Orjales.

viernes, 2 de marzo de 2012

"Cielo sin vida"

 Cuando tú no estás, al  cielo le falta vida... 
 El sol no tiene luz... la luna no ilumina... y las estrellas no brillan.