Datos personales

Mi foto
Ferrol, A Coruña
Simplemente yo, el que me conoce sabe como soy.

sábado, 2 de marzo de 2013

"Mi despedida"

  El alma de este blog cierra sus ojos y silencia su voz...

 Quiero agradecer todas vuestras visitas y también vuestros comentarios, tanto los que habeis dejado aquí como los que me habeis enviado directamente a mi correo eléctrónico, así como agradezco también a quienes en su momento quisieron compartir aquí conmigo sus textos, música o imágenes.

 El blog estará inactivo, pero no lo eliminaré, lo dejaré abierto para todo el que quiera visitarlo, ya que dicen que a veces lo que para unos no dice nada, para otros puede ser una pequeña aportación.

 Y con estos pequeños y humildes escritos os digo...
                                                        "HASTA SIEMPRE" 




"ANGEL SIN ALAS"                     

 Angel sin alas...
 De mis lágrimas hiciste sonrisas...de mi soledad, melodía.
 Mis noches las convertiste en poesía... mi pena la volviste alegría.
 Mis miedos junto a ti se volvieron ilusiones... mis ojos por ti buscaron nuevos horizontes.
 Mis metas por tí, se hicieron grandes y las barreras dejaron de existir.

 Angel sin alas...  
 Siempre dispuesto a hacerme confiar...
 Tienes para mí oídos que saben escuchar... palabras que regalar... un hombro en el que llorar aunque en él no me pueda apoyar...
 Angel sin alas... un abrazo no me puedes dar, pues no posees alas para volar.

 Si sólo por un instante estuvieras cerca, ángel sin alas, sentir tu mano en la mía me daría más fuerza.
 Contigo, la amistad... el respeto... la confianza... el cariño... volvieron a tener sentido.

 Angel sin alas... a Dios doy gracias por haberte puesto en mi camino y hoy te quiero regalar unas alas de hilo de seda que con mis propias manos tejí, para que con ellas puedas volar en busca de tu felicidad, ésa que tal vez yo nunca te supe dar. 

 
  
  "GRACIAS" 

 A ti quiero decirte una palabra de la que con frecuencia nos olvidamos, quiero decirte... ¡Gracias!
 Gracias por haberme hecho feliz... por robarme mil sonrisas... por darme tu cariño... por darme tu calor...
 Gracias por hacerme tener sueños en lugar de pesadillas... por ser mi arcoiris en mi mañana más gris... por abrirte paso hasta el centro de mi corazón...
 Gracias porque en su momento me mostraste tu respeto... gracias por tu paciencia y comprensión... y sobre todo, gracias por haber formado parte de mi vida y por haberme querido. 



"EN CADA AMANECER"

 Intento respirar otra vez, intento sonreír otra vez,  
con la mirada siempre hacia delante... soportando fuertes tempestades... atravesando ríos y mares... cruzando puentes muy frágiles... y en cada amanecer, las preguntas sin respuesta atormentan mi cabeza.
 ¿Dónde fue que me equivoqué?¿Dónde fue que fallé?
 Que a mi lado no pude reterner a ese ser que tanto amé. 
 Y me siento tan pequeña... como flor marchita en primavera... porque no hallo respuestas pues sólo el eco de mi voz en el silencio me responde...
 ¿Dónde fue que me equivoqué? ¿Dónde fue que fallé?
 Que a mi lado no pude retener a ese ser que tanto amé...   


  Texto e imágenes: Celeste Orjales Prado. 

 
  
    
       
 

miércoles, 20 de febrero de 2013

"Un pedacito de Santiago de Compostela"

 Ante la mirada atenta de los visitantes...el sonido estremecedor de una gaita y una pandereta...las cintas que adornan la capa de algún que otro tuno...el caminar lento de los universitarios...así es como luce la catedral en las primeras horas de la noche compostelana.
  El Parador-Hostal Reyes Católicos, ante la amenaza de que el cielo comience a derramar alguna lágrima, me acoge con su calidez... su romanticismo... su quietud... 
  El olor de Compostela es diferente, huele a piedra mojada... a ropa limpia y blanca... e invita a caminar sin hora de regreso a casa.
  Piedras frías bajo los pies... luces que iluminan la noche de las viejas y empedradas callejuelas engalanadas de oro viejo y negro azabache... 
  Siempre pensante Fonseca... y para reponer fuerzas, en el Galeón me esperan.
 
   Celeste Orjales
 

jueves, 14 de febrero de 2013

"El amor, el sentimiento más bello del mundo"

El amor no es aquella persona que te gustó; el amor es aquella persona por la que sentiste algo que nunca habías sentido y por quien hiciste cosas que nunca llegaste a imaginar que las harías.
 

                            ¡Feliz día de los enamorados!

Un texto especial para un día especial...

El silencio se presenta en mi noche lluviosa y oscura sin poder responder a mis preguntas...

Y en esa noche le digo a la luna, ve junto a él y dile que todavía lo extraño y que lo sigo queriendo... Y a esa luna le susurro que quiero que aprendamos a escucharnos, a sonreírnos y a hablarnos con sólo mirarnos, porque lo necesito ya que a través de sus ojos comencé a ver... 

Y en el silencio de la noche lo espero con ansia para hablar con calma y grito su nombre más él no responde y entonces un mar de lágrimas recorre mis mejillas mientras el recuerdo de su mirada es el consuelo de mi alma, porque con cada mirada suya me hizo sentir que de mi espalda brotaban alas y podía volar cada noche hasta su ventana...  

Y en la noche callada bajo la atenta mirada de la luna, mojo mi almohada con lágrimas engendradas en el grito del silencio y cierro los ojos y sueño despierta que me habla... luego me quedo dormida y sueño que otra vez juntos caminamos cogidos de la mano y con el mar de testigo un beso nos regalamos y al nacer el día me despierto y veo que nada es real y entonces comienzo a imaginar que bailamos descalzos y cerramos las cortinas y me mira y lo miro... en silencio nos miramos... mas la luz del sol me hace ver que yo no lo miro... que él no me mira... y que me encuentro tumbada en mi cama, bajo su cielo, a solas con su recuerdo. 

Texto: Celeste Orjales. 

Para este día especial, un texto donde he unido frases de alguno de mis escritos publicados en este blog y que acompaño con un bello tema interpretado por uno de los grandes, tema que entre sus notas y letra lleva prendido un significado especial para ésta que escribe.
Feliz San Valentín, para aquellos-as que disfrutais del "Sentimiento más bello del mundo".   






 

lunes, 11 de febrero de 2013

"Pensamientos en el puerto" (continuación)

Dios no cierra una puerta sin abrir dos.










Simplemente has de tener eso que nunca has de perder...
















Cuando quieres de verdad a alguien, la mejor demostración es que si se quiere alejar de ti, le des alas para volar, si en algún momento te extraña o te necesita, no lo dudes que con esas mismas alas, de regreso, volará.







No somos nadie para anclar a nadie a nuestra vida, somos libres a manos del hombre.

A veces se necesita de alguien que te mire a los ojos cuando hablas, que escuche tus tristezas y neurosis con paciencia y aún cuando no comprenda, respete tus sentimientos.


















Aprendí, que cuanto más feliz es tu tiempo, más pronto pasa.
















viernes, 8 de febrero de 2013

"Como si hicieses una foto"

Debes tomar la vida como si hicieses una fotografía... Enfoca sólo aquello que consideres realmente importante, intenta capturar los buenos momentos, saca de los aspectos negativos un revelado aprendizaje y si las cosas no salen como esperabas o deseabas, no te preocupes ni te desanimes y prueba a hacer otra toma. (Desconozco su autor).

jueves, 7 de febrero de 2013

 Alguien me dijo: Si la rosa se cierra, no nos deja ver su flor ni deleitarnos con su perfume y si se abre demasiado, pierde su encanto.

martes, 5 de febrero de 2013

"SIN DIOS NADA VALE"

Lo que para la inmensa mayoría es algo totalmente normal y está a la orden del día; para mí, por diferentes motivos, ha sido un duro reto.

Después de muchos años de habermelo planteado pero sin haberlo intentado, hoy puedo decir que he luchado por alcanzarlo.

Comenzó con una motivación acompañada de una ilusión, hubo sacrificios en muchos aspectos, pero los sacrificios cuando se hacen por y con sentimientos grandes y sinceros, no duele hacerlos.

En el camino hacia mi meta, fui capaz de transformar el pánico en miedo y el miedo logré convertirlo en respeto.

Con mi reto se había creado un sueño, un sueño que deseaba alcanzar, pero en mis horas de descanso, ese sueño se veía ensombrecido por pesadillas... fuego,sangre y cicatrices, recuerdos borrosos del ayer... un ayer ya muy lejano que me asustaba y en mitad de la noche con mis gritos y sollozos me despertaba. Pero... ilusionada por mi sueño, conseguí que esas pesadillas que cada noche me atormentaban, poco a poco se disiparan.

Hoy, después de que ese sueño que tanto me motivó para intentar llegar a mi meta ya no se pueda ver realizado, he de decir que ese reto está alcanzado y a pesar de que tiene un sabor agridulce, espero poder disfrutalo y pido al cielo protección.

Y por supuesto, no me olvido de darle las gracias a Dios, porque como alguien me dijo en su día, "SIN DIOS NADA VALE". Celeste Orjales Prado.


"Pensamientos en el puerto"

Un paseo por el puerto...
Cuando antes te des cuenta de que las cosas no volverán a ser como eran, antes podrás continuar tu camino.
No hay que derribar nuestros sueños, simplemete hay que derribar todo áquello que nos impide realizarlos. 

 Yo también he sentido la necesidad de alguien y la ausencia de un todo, la impotencia de un "no se puede" y el dolor de un "no se pudo".
       Aunque pase el tiempo, siempre hay personas, palabras y momentos que nunca se olvidan.
 Enamora-dos... comprometi-dos... eso es cosa de dos, no de tres.
 La vida no es estabilidad, es navegar en equilibrio.
En ocasiones hay amigos que se convierten en nuestro mundo y si no los hubieramos conocido, ese mundo nunca habría nacido.


Continuará...

Fotografías: Celeste Orjales.

jueves, 31 de enero de 2013

"Cuando la muerte se llena de vida"

  La muerte, silenciosa compañera de la que no nos podemos separar por más que lo intentemos, pues siempre de un modo u otro nos envolverá en sus negras vestiduras, ya sea llevándonos a nosotros mismos o a nuestros seres queridos. Es por ello... porque ella siempre está presente, que debemos aprender a convivir con su existencia, debemos aprender a respetarla y a aceptarla, ya que no sabemos en qué momento nos puede sorprender.

  Ella, esa dama de pálida tez, de larga y oscura túnica, de frío abrazo... nos hace cuestionarnos ciertas cosas como por ejemplo...  ¿qué quedará de mí una vez que la muerte hiera con su güadaña mi cuerpo?, ¿dejaré un buen legado?, ¿qué recuerdo quedará de mí a áquel que pudo conocerme?, ¿hice bien las cosas o quizas mis actos pudieron o debieron ser mejores?... Tantas y tantas preguntas que nos planteamos cuando la muerte se llena de vida en nuestro entorno cercano.  
  Es entonces, cuando todo se vuelve de otro color y analizamos situaciones de la vida, observando  con tristeza como el paso del tiempo... los malosentendidos... la incomprensión... el orgullo... el ego... hacen destragos en las relaciones bien sean de familia o de amistad, sin que intentemos poner remedio a ellos. 

  Ese triste y agonizante momento en que esa dama de semblante serio se deja ver en la cercanía, nos hace recordar y valorar todo aquello que realmente es importante en nuestra vida. El acto del olvido y del perdón se vuelven mucho más fáciles y observamos como el hecho de no hacerlo puede dañar nuestros días. 
 Cerca de la presencia de esa triste y fría figura, nos damos cuenta de que modo más absurdo desperdiciamos a veces nuestro tiempo... de lo grata y tremendamente especiales e importantes que son algunas personas que Dios nos ha regalado y que por tímidez, dejadez o simplemente porque lo damos por hecho, nos olvidamos de decirles a menudo un te quiero.
  
 Ella, esa de la que siempre queremos estar lejos, nos deja ver lo mucho que necesitamos a esos seres que ya sea en la distancia o en la cercanía, forman parte del motor de nuestra vida. Y hacemos un examen de nuestros días y de nuestro comportamiento, de nuestra gente y de lo que hemos dado y nos han dado y vemos que no siempre todo lo hemos valorado en el grado en que debió ser hecho. Y hacemos un recuento de todo lo que poseemos... de todo lo que hemos tenido y de todo lo que hemos perdido... 

  Y es ese momento en el que la muerte se llena de vida y obliga a decir adios, cuando comenzamos a mirar la vida a través de otro objetivo...

Texto: Celeste Orjales.
Imagen de Internet.

 

martes, 29 de enero de 2013

"Caminando con tu recuerdo"

Camino por el puerto, donde tantas veces acudo para evadirme de la rutina diaria y donde me dejo envolver por el recuerdo del ayer, donde las piedras conocen ya mis pasos y parecen saludarme cuando me escuchan llegar...

Camino por el puerto y se dibuja ante mí la imagen del ayer, se perfilan dos siluetas, la tuya y la mía, desbordadas de alegría y de sonrisas, pero mientras mis pasos van dibujando el camino, observo con tristeza que esas siluetas se han desvanecido, ya junto a mí tú no estás y así es como transcurren mis días... sin ti, caminando por el puerto a solas con tu recuerdo.


Camino por el puerto y me acompaña la soledad... soledad por no tenerte, por no poder hablarte, por no poder escucharte...
 Y hago un intento por no llorar... por no gritar tu nombre... y en ese intento, mientras el viento mi pelo enreda y el mar me salpica, decido sentarme en mi banco cobijado por palmeras para intentar escribir, pues en ocasiones en el fondo de mis sencillas letras encuentro consuelo y desahogo, ya que a veces, son ellas mis letras, grito y llanto del alma y del corazón.  Alma y corazón castigados con el látigo del dolor, de la incomprensión y del silencio... alma y corazón que se ahogan en un llanto desesperado, llanto que  si no lo expreso se vuelve en mí todavía más amargo. 


Y al final de la tarde, las lágrimas recorren mis mejillas mientras voy caminando por el puerto a solas con tu recuerdo.

                                                         Texto y fotografía: Celeste Orjales.




 

viernes, 25 de enero de 2013

" Te soñé"



Anoche nuevamente te soñé... era el sueño perfecto, pero otra vez desperté.

Te soñé...
Me mirabas y yo te miraba con los ojos llenos de sinceridad, sinceridad que en los tuyos también pude ver. 
Te miraba... me mirabas... en silencio nos mirábamos...

El tiempo pasaba sin necesidad de que entre tú y yo surgiesen las palabras... yo sentía que no las necesitaba y permanecía callada, porque el tenerte a mi lado, cogiéndome la mano mientras yo dejaba mi cabeza apoyada sobre tu hombro, para mí ya lo era todo.

Te soñé... 
Juntos de la mano ibamos caminando, el mar era testigo de nuestros besos y el cielo comprendió nuestro deseo.

Te soñé... 
Sentados los dos frente a frente... a tu derecha el mar saludándonos, a mi izquierda la esperanza y la ilusión observándonos.
Te miraba tímidamente, la luz de tus bellos ojos me hacía sentir diferente y mientras tú me sonreías, mi rostro se sonrojaba y mi pecho palpitaba.



Quería que sólo existiese el presente, ese momento que junto a ti estaba viviendo, pero el miedo del mañana golpeaba en mi mente fuertemente pues yo temía perderte. 

Te soñé...
Todo era perfecto, pero de repente desperté y al abrir mis ojos sonreí pensando en ti, mas las lágrimas no tardaron en alojarse en mis ojos al ver de nuevo la cruel realidad, que hoy ya no estás a mi lado... que todo fue un bello sueño... que el dolor cubre el corazón por la ausencia y el silencio...

Texto y fotografía: Celeste Orjales.







sábado, 19 de enero de 2013

"Nuestra amistad"

Esta amistad que nos une ha sido una amistad sincera... verdadera... y mi sueño es que sea eterna.
Ha nacido en la distancia y junto a ella ha crecido, ha pasado buenos y malos momentos, pero a pesar de estos se ha mantenido firme e inquebrantable y ha conseguido seguir intacta como en un principio, sin permitir que sus murallas se derrumbasen.

Esta amistad que nos une, ha ido recorriendo largos caminos, alguno de ellos empedrado, pero siempre ha sabido seguir adelante consiguiendo sortear los vaches.

A pesar de la distancia y del tiempo ya transcurrido...  
Por las cosas que dijimos y por lo que vivimos...
A pesar de lo que nunca a decir nos atrevimos... de lo que hemos dicho y luego nos hemos arrepentido... 
Por todo aquello que nos dimos y por los momentos que compartimos... 

A pesar de todo y por todo... deseo que nuestra amistad siga ahí, siga aquí... junto a ti y junto a mí... deseo que nuestra amistad siga firme, sosteniéndose sobre nuestros valores y sentimientos... sosteníéndose sobre el cariño y el respeto.


Texto e imagen: Celeste Orjales.